Glamour, Comisaría del distrito V -Barrio de la rueda-
Fecha: Día del viento 2ª semana T. Sagrado 1621TS


Informe 44-21-TS: El caso del asesinato en la calle de la Avena con calle de la cebada

Composición del grupo de investigación:
Teniente: Tumbiro
Grupo asignado: Sadrest, Cormius Norri, Commor Norri, Freidur Ramogaron, Indracel (aldryani, sexo femenino ¿?, estatura pequeña, rapado, sin mas signos identificativos ¡!).
(NOTA: dicho elfo ha sido asignado a la investigación por altos rangos policiales).

Previa:
En la comisaría procedemos a la inspección ocular del cadáver
    Humano wareano de mediana edad, 1.80 m de altura y 80 Kg de peso, constitución estándar, bien alimentado pero no musculado, dentadura en buen estado, barba y pelo bien recortados, sin cicatrices, tatuajes u otras marcas a remarcar ausencia también de marcas de anillos o cadenas.
El cadáver fue hallado en posición decúbito prono delante de una tienda de alfarería de la calle de la Avena con la calle de la Cebada. Aparte de contusiones dispersas por todo el cuerpo por caída desde cierta altura, como después comprobamos, (seguramente post-mortem, pues no presenta señales en los brazos que instintivamente se interpongan al golpe), posee una herida mortal por arma empalante mágica a la altura del corazón, que atraviesa limpiamente una costilla, además somos informados sobre la ausencia del espíritu, posiblemente atrapado o aislado mágicamente y seguramente por el arma asesina (Ver la directriz 4868 de las ordenanzas para actuar en casos como éste). El arma asesina atravesó incluso defensas mágicas del tipo hechicería, lo que indica una posible procedencia carmaniana o, en su defecto, de escuelas occidentales (improbable de las orientales por la raza wareana del sujeto), aunque puede proceder, de hecho, de cualquier lugar.
En la inspección de las manos observamos ausencia de callosidades y unas uñas bien cuidadas, manos finas que sugieren que no trabajaba en oficios rudos, una mancha de tinta delata una ocupación como escriba, mago o similar, por lo menos sabía escribir.
En el reconocimiento de los pies se destaca la ausencia de callosidades, sabañones, patas de gallo y similares, por lo que se deduce que hacía una vida sedentaria, reforzando nuestra teoría sobre su ocupación. Cabe remarcar que calzaba botas de calidad.
Esta suposición choca con el hecho de vestir ropas humildes, lo que indica que quizás fuese de incógnito (aunque podría estar pasando una mala época).
Ausencia de otras marcas características incluidas runas.
Carencia de objetos personales de valor como dinero, joyas y otros, posible móvil de robo (dudoso por las circunstancias que rodean al caso, pero no descartable).
Cogemos una llave de entre sus pertenencias (Prueba 1) y así lo consigno al sargento Wendez, en Registros de salida con el documento 232 bis.
Nos dirigimos, como indica el decálogo del buen vigilante en su tercer apartado, al lugar del crimen.

En el lugar del crimen:
Está, como ya dije, delante de la alfarería de la calle Avena, casi esquina con la de la Cebada, a escasos 300 metros de la comisaría. Hallamos al guarda encargado de la vigilancia de la escena del crimen informándonos de que no hay novedad.
Análisis del lugar del crimen: Se observan restos de sangre y de una tierra negra, pizarra, que identificamos como tejas del edificio adyacente, y de la mayoría de los edificios circundantes, confirmado más tarde in situ. (Por cierto, ese tejado no cumplía con las normas de mantenimiento de edificio 55-1223).
Identificación del cadáver negativa por parte de todos los habitantes de dicha tienda de cerámicas, asimismo nadie vio ni oyó nada en absoluto en toda la noche.
Desechamos la investigación del edificio de tintes colindante al taller de cerámica y vamos al tercer edificio de los que conforman la manzana, una taberna.
Visitamos dicha taberna, donde parece que podría proceder la víctima a través de los tejados. En dicho lugar confirmamos identificación positiva de la víctima por parte del dueño, tenia alquilada la habitación superior del inmueble desde hace unos tres días y respondía al nombre de Oslaf (lamentablemente es un nombre muy común en nuestra ciudad).
Aquí podemos comprobar que la prueba 1, llave que era en posesión del cadáver, coincide con la puerta de su presunta habitación.
Hacemos un minucioso análisis del interior del cuarto (ver abajo inventario). Cabe señalar unas marcas como de haber hecho palanca en la ventana por su parte exterior (que por cierto estaba abierta y desde donde había un acceso complicado al tejado, pero no imposible) y una silla tirada en el suelo, que ahora está encharcado por la lluvia. De entre las posesiones del muerto, lo mas reseñable son unas cartas (diez) con trazas mágicas halladas ocultas en el cierre de la mochila (prueba 4) que parecen pertenecer a una baraja de juego desconocida por nosotros. Están gastadas por un intenso uso y tienen impresas runas de elementos.(Dejo pendiente una descripción detallada de las mismas).
Hallados también unos pergaminos con muescas como de haber sido rascados (prueba 2) y un mapa de Peloria en unos pliegues de cuero (prueba 3).
Inventario : Mesa con candil, pluma, tinta (seca volcada) y dos pergaminos, silla, camastro, manta, palangana, jarra de agua, también una mochila suya con una muda completa de ropas medias bien plegadas, cuchillo pequeño, cantimplora con agua, pliegue de cuero con un mapa peloriano dibujado; oculto en el cierre, las cartas mágicas con runas.

 

Volver al indiceIr al capitulo II


 

 

GLORANTHA

VORMAIN

LINKS

NOVEDADES

ROMEQUEST